Hotel La Rivera

Hotel La Rivera

Sientete como en casa

El Hotel La Rivera, acogedor alojamiento rural, está situado en Arenas de Cabrales (preciosa villa del concejo o municipio asturiano de Cabrales), en el límite del Parque Nacional de los Picos de Europa, a escasa distancia del comienzo del maravilloso desfiladero del río Cares, la «Garganta Divina», que atrae a miles de senderistas.

Instalaciones y servicios

El ambiente acogedor, la esmerada decoración y la calidad del servicio de este hotel harán de su estancia en él algo especial.

Dispone de 16 amplias y confortables habitaciones con el siguiente equipamiento:

  • Dobles, triples, cuádruples o con cama matrimonial.
  • Baño completo.
  • Televisión.
  • Calefacción central.
  • Recepción.
  • Ascensor.
  • No se admiten mascotas.
  • Salón social con TV.
  • Comedor para desayunos.
  • Información de la zona.

El entorno

Es un refugio natural dedicado principalmente a la ganadería cuyos quesos gozan de fama internacional, rodeado por cumbres de más de dos mil metros y gargantas profundas, extensos prados de verdor y un paisaje maravilloso.

Ubicado en la Cordillera Cantábrica, a escasos 20 kilómetros de la costa, es el lugar perfecto para pasar las vacaciones. Desde aquí se entra al Parque Nacional de los Picos de Europa, zona apreciada por los que practican turismo de montaña.

Arenas de Cabrales es un pintoresco pueblo escondido en el oriente de Asturias, que ofrece al turista lugares increíbles, disfrutando de un entorno natural con vistas de belleza única. Esta zona del Principado de Asturias, dedicada a la ganadería y al turismo, es un destino turístico con importantes rutas de alta media y baja montaña, llena de rincones esperando al turista que los descubra.

Si antes desea apreciar una extraordinaria panorámica de los Picos de Europa, nada mejor que realizar la subida al pueblo de Asiego hasta el mirador Pedro Udaondo, lugar desde el cual se obtiene una panorámica magnífica de las cumbres del macizo.

La ruta del Cares es la ruta por la cual se adentra uno en el corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa, partiendo de Arenas de Cabrales hasta Poncebos. Desde aquí se inicia una caminata de seis horas, aproximadamente, por la orilla del río Cares sorteando las angostas gargantas formadas por el río, experiencia inolvidable para aquellos que aman el contacto con la naturaleza. La ruta no es difícil, aunque con cierta dificultad en algunos tramos. Tras llegar a la aldea de Caín, descansar un poco y vuelta de regreso a Poncebos.

La ruta a Bulnes, aldea escondida entre las montañas de los Picos de Europa, dedicada a la ganadería es hoy un importante destino turístico para los amantes de la naturaleza y que gustan de practicar el montañismo. Para llegar a él se toma el funicular en puente Poncebos y en sólo siete minutos ya estamos en la aldea, que cuenta con una veintena de habitantes. Pero si tiene el valor suficiente, la ruta la puede hacer a pie por un camino sinuoso, pero vale la pena el esfuerzo. El paisaje que la rodea es grandioso, la belleza de las montañas y la altura nos deja sin respiración, literalmente.